Cómo Hacer un Limpiador de Drenaje Casero

Un limpiador de drenaje comercial, contiene químicos que son peligrosos de usar, altamente venenosos y tan cáusticos que pueden causar quemaduras en la piel. Peor aún, no son tan eficaces al momento, y con el tiempo pueden dañar las tuberías de tu hogar. La mayoría de los limpiadores químicos incluyen ingredientes como hidróxido de sodio (lejía), nitrato de sodio y cloruro de sodio (sal). No hay nada peor que verter un limpiador de desagües, con químicos, en un fregadero con agua estancada, solo para que funcione.

Entonces te queda un fregadero lleno de agua químicamente contaminada que tienes que desechar. Y los limpiadores químicos de drenaje son notoriamente malos para el medio ambiente.

Una alternativa a estos químicos es usar un limpiador de drenaje hecho en casa. Ya sea que estés cansado de los productos químicos agresivos o el costo de los limpiadores de desagües comprados en la tienda, hacer el tuyo es una buena alternativa, y es muy fácil de hacer.

Un desagüe se puede limpiar de forma efectiva utilizando dos artículos domésticos comunes y de bajo costo: bicarbonato de sodio y vinagre. La reacción causada por la combinación de estos dos productos puede ayudar a limpiar la acumulación en los desagües de tu hogar. Puedes hacer tu propio limpiador de drenaje casero en solo unos minutos. Al combinar el bicarbonato de sodio y el vinagre (un ácido acético suave), se produce una reacción que bien puede desalojar una obstrucción en el drenaje.

limpiador de drenaje

Herramientas y materiales que necesitarás

  • Cubeta
  • Esponja
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre blanco

Limpiador de drenaje casero

Si tu drenaje esta tapado, saca la mayor cantidad de agua posible, usando una esponja y una cubeta. Está bien si se deja una pequeña cantidad de agua, pero trata de dejar casi seco el lugar para concentrar el bicarbonato de sodio y el vinagre.

Comienza quitando la tapa del fregadero o coladera de la bañera (según sea el caso) para que puedas tener acceso al desagüe.

  • Vierte 1/2 taza de bicarbonato de sodio en el desagüe.
  • Seguido de esto, vierte ½ taza de vinagre en el desagüe.
  • Las dos sustancias caseras crearán una reacción química leve a medida que el bicarbonato de sodio se combina con el ácido acético (vinagre) para formar acetato de sodio, una reacción que libera dióxido de carbono en una notable acción burbujeante. Permite que las burbujas hagan su trabajo y desalojen la obstrucción.
  • Cuando se haya detenido el burbujeo, vierte cuidadosamente agua hirviendo.
  • Enjuaga el desagüe con agua caliente del grifo. Esto vaciará cualquier residuo restante.
  • Si esto no desaloja la obstrucción, es hora de considerar desarmar la la tubería de drenaje para llegar a la obstrucción. Esta es una de las ventajas del método de bicarbonato de sodio / vinagre: si tienes que seguir desmontando el drenaje, lo que está tapando la tubería, no estará llena de productos químicos que pueden quemarte cuando salga el agua.

Te puede interesar: Cómo Limpiar el Fregadero sin Productos Químicos Abrasivos

¿Sabías Qué?

Para los aficionados a la ciencia en la familia, la reacción química entre el bicarbonato de sodio y vinagre puede escribirse como CH3COOH + NaHCO3 = CH3COONa + CO2 + H2O.

Los profesores de ciencias a menudo usan esta interesante reacción química en demostraciones a los estudiantes, creando cohetes propulsados ​​por combustible de bicarbonato de sodio / vinagre, o «volcanes» cuando el vinagre se vierte en un cráter que contiene bicarbonato de sodio.

¿Quieres saber qué otros usos le puedes dar al vinagre? Mira las Soluciones de Limpieza con Vinagre: Formas de Uso y Lugares a Evitar