La Forma Correcta De Utilizar Gel Antibacterial

Todos alguna vez en nuestra vida hemos comprado esas botellitas decorativas que dicen ser, gel antibacterial. Seguramente lo has usado cuando te acuerdas, o cuando sencillamente piensas que traes las manos sucias. Pero, ¿sabes en realidad, cómo y cuándo se usa?

Comencemos por mencionar que el gel antibacterial fue creado para algo que en el ámbito hospitalario se llama “lavado de manos en seco”, en este momento probablemente te estés preguntando, ¿cómo es eso?. Cabe mencionar que ninguna de estas botellas, trae instrucciones o imágenes de cómo se realiza este lavado.

Gel Antibacterial

Te has preguntado, ¿qué contienen estos pequeños envases?

En su fórmula básica, contienen un químico llamado “Carbopol” que es lo que le da su forma de gel, y básicamente alcohol, pero no cualquier alcohol, sino etílico. Y bueno, si  lo compraste en una tienda departamental, seguramente traerá algún humectante. Es por eso que en ocasiones, deja las manos pegajosas.

El alcohol como tal es un bactereoestático, lo que quiere decir que no mata bacterias, solamente evita que se sigan reproduciendo, de alguna manera ésto lo hace seguro.

Muy posiblemente formes parte del 95% de la población que se unta el alcohol, se frota las manos y cree que no eso están limpias, voy a decirte que estas en lo incorrecto. Volviendo al lavado de manos en seco, te explicaremos lo siguiente:

  1. Coloca una porción generosa en la palma de tu mano.
  2. Frotas tus manos por la palma y por el dorso, haciendo círculos con ambas.
  3. Frota entre tus dedos.
  4. De contar con una servilleta, papel higiénico o incluso una hoja de papel, debes utilizarlo como toalla.
  5. Repite nuevamente los pasos, pero en esta ocasión, sin secarte las manos.

Gel Antibacterial

Este procedimiento deberías realizarlo antes de cada alimento o ir al baño, en caso de no contar con agua y jabón. De igual forma es recomendable que lo utilices de vez en cuando en espacios abiertos para evitar el contagio de virus como la gripe.

Estas botellitas de gel se han convertido en todo un accesorio, que bien nos han salvado en más de una ocasión. Compartenos tu experiencia en los comentarios ¿Lo has utilizado? ¿Cargas con uno siempre?